Tú eres tú y yo soy yo es cierto

pero mírate bien el brazo tatuado

somos un número

ante lo innombrable

ante la víbora virtual y su cabellera de angustia

circulando por la carnalidad del mundo

abrazada al árbol de la vida

bajo cuya sombra se cobijan los caminantes

tú y yo sin nombre ni rostro

con nuestros ojos bebiendo agua de la red

Cuando volteo al pasado

mudo ante los campos sin flores

con cámaras de gas y teléfono portátil para cada uno

soy el zanate que anuncia catástrofes entre los cipreses

soy las siete púas de la misericordia

soy los siete colores de la piedra obsidiana

incrustados en las paredes carcomidas de la ciudad

soy la ruina de cualquier padre y madre

soy la niebla por los tejados de lámina roja

antes de la aparición del hombre sabio

soy tú y tú eres yo

soy el número de la poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s