Cuando respiras

adentro no hay nada

apenas un punto en el escenario

el ángel destructor

en acto y pensamiento

lo nombrable de lo innombrable

Cuando inhalas eres tú y el universo

la sombra del hombre y sus miserias

el vacío donde crecen semillas y frutos

verga pelos del culo uñas y dientes

huesos savia verde mineral de sangre y polvo

microcosmos y macrocosmos

tu nombre

escrito en el muro de la vergüenza

el hambre de infinito de lo finito

 Exhalas y aparece el relámpago

en la plenitud del cielo sin una nube   

el nombre y lo nombrado

lo que vale la pena y condena

lo que sutura revienta y supura

venas tripa corazón y bofe

Inhalas

el relámpago ilumina al grano

cuerpo y alma sin medias tintas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s