Llega un grito a través del cielo

                                                   el día abre sus parpados

cien ojos

                azul cobalto

verde helecho en el lago

                                    bronces oxidados

de las minas de oro y plata

saqueadas hasta la última gota

blancos empolvados

                                 de las casas más antiguas

rojos aluminio centelleante en los tejados

                        policromías

ocres cautelosos con el enemigo

                                                    la peste

roca negra y sin brillo

                                   enquistada en las esquinas  

incandescencias y latencias

                                       iridiscencias y arborescencias

fulgores delirantes

                              esencias solares polígamas

tiembla como un arpa en el agua la luz en el pueblo

                                          en la humilde casa del cerro

asciende un humo azul bálsamo

                                                     hacia la gloria del día

esplendor sin preguntas

                                        sin brumas de la historia

 y sus ruinas y ruindades

                                         este día es como cualquier otro

el día de la resurrección del primer día

aun la muerte verdea

echa raíces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s