¿Es una débil luciérnaga?

¿Dos piedritas

primigenias que chocan?

Nadie

           lo juro

nadie se ve el rostro

hay oscuridad

y risas embriagadas de gasolina  

Aparece de repente

              el fuego el fuego el fuego

rosa que se enciende en el inframundo y emerge

la explosión

descarnada terrenalidad

Los dioses

                   no regresan

nunca se fueron

nunca podrán irse

y hay carnaval y hay tragedia en las milpas  

El cerro del Xicuco

antigua morada del pudoroso Quetzalcóatl

guarda silencio ante el mal de todos

 y el dolor único de los que se queman

En estos casos

                          las palabras sobran

se hace un nudo en la garganta

y surge de la nada

un rugido

inaudible y famélico

desflorando la nuez del vacío

 Al poco rato

                      es un aullido

¿lo ves?

desde hace años nadie puede

aunque sería hermoso verlo

en estos largos segundos de terror  

¿no crees?  

Hombres y niños se chamuscan

hombres y niños desde las gradas rechiflan

El viento metálico

                            atiza

el mar tempestuoso del fuego

y los sauces llorones pelan los ojos

Relampaguea en el valle

                                        la noche

brilla como un machete  

pero no hay fiesta humana

ni chispa divina

sólo el capital y sus tuberías-tentáculos-surtidores

están de fiesta

siempre están de fiesta y no descansan

                                 ¿Dónde está la lluvia?

¿Para cuándo la semana de luto?

¿Y la infinita misericordia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s