Fábula

Nace oblicuo

un punto ciego entre y hacia allá

sin detenerse ni un nanosegundo  

un sujeto desconocido visible como el cuarzo

Ni hombre ni mujer

ni quimera

ni vivo y casi muerto

vampiro y zorra

cuentan gusta de hígados

y demás menudencias

No es el doble

ni el tú ni el él

ni la flor hedionda del yo

Es la culpa quiste en la pestaña

Es algo parecido

más bien

al nahual desbocado

 de la moneda-dios del dios-moneda

Si dice ciudad

tranvía almacén en un túnel

bolsa de valores  

le digo maestro carpintero

y aparecen trompos

cajones para canicas armarios

percheros sillas para la mesa

casita para la perra de pelaje luminoso

El sujeto cae en la trampa

y me dice

perro maldito desgraciado

Le digo flores del maíz de la tierra

le digo hierba de viento

romero albaca epazote

sándalo mirra y sus invocaciones

y la cachorrita empieza a perseguirlo

Al fin

despojada de sus siete seductoras colas de zorra

por mis conjuros de cinabrio

es carbunclo-mandrágora  

estrella-corazoncito

brasa en las cenizas

puerta del comienzo